martes, 26 de marzo de 2013

Nuevos tiempos, nuevos proyectos.

Decía Sabina que lo peor del amor cuando termina es que al punto final de los finales no le siguen dos puntos suspensivos. Por suerte, éste no es el caso y, aunque aquí pongo un punto y final le siguen muy de cerca dos puntos suspensivos en forma de limas y limones.

Hoy empiezo un nuevo e ilusionante proyecto, como ideóloga y fundadora de un blog de crítica gastronómica diferente, cítrica, divertida, amena, creíble De Lima a Limón donde espero reencontrarme con todos vosotros.

Son casi ya cinco años de Rizando el Rizo, cinco años maravillosos llenos de cambios, de alegrías y de alguna que otra tristeza. Hemos hablado de todo, hemos compartido, estado de acuerdo y discrepado. Ha sido muy enriquecedor pero ha llegado el momento de abrir nuevos tiempos.

Gracias a todos por haber estado ahí, por compartir vuestro tiempo y haber hecho que este blog tuviera sentido. Nos leemos!!! :)

lunes, 4 de marzo de 2013

La Arribada y otras fiestas medievales

Cuenta la historia que un 1 de marzo de 1493 uno de los hermanos Pinzones (que era un marinero) arribó a las costas de Baiona tras haber descubierto América. En su honor, el primer fin de semana de marzo se celebra la fiesta de La Arribada. Una de esas fiestas de época que fue y que puede ser pero... Que para mi gusto, cada vez pierde mas.

Y es que al final da todo un poco igual, que si Arribada, si Brincadeira o si Reconquista. En ninguno puede faltar el bocadillo de chorizo, el churrasco de cerdo, los puestos de artesanía no tan artesana... Y las riquísimas especialidades del "asado medieval", la burguer-brasa, la ancestral receta de la tarta de la abuela o la muy conocida crepe de nutella.

Es verdad que La Arribada conserva todavía un punto más autentico, los espectáculos callejeros, de cetrería o justa hacen que la visita sea agradable pero me da pena comprobar como las fiestas cada vez se estandarizan más.