jueves, 23 de agosto de 2012

Con letra pequeña.

Debe ser la cuarta entrada que empiezo con el tema de los 400€, la primera iba de que no podía entender que el Presidente de Gobierno, "no hubiera pensado sobre ello", la segunda de que se acercaba el día y seguían sin decir nada con su consiguiente falta de respeto hacia los beneficiarios, la tercera sobre la alegría con la que se parchean las malas actuaciones mediante disposiciones retroactivas y la cuarta... sobre la letra pequeña. De esta va la vencida.

Desde que Rajoy dijo aquello de se prorrogará pero con "mejoras" todos nos echamos a temblar. Estamos acostumbrados a que todo nos suene a lo mismo, mejoras, reformas, adaptaciones...todo suena a recortes y no nos falta razón.

Después se dijo que se iba a subir la prestación a 450€ y, por un lado, volvieron los temores y por otro, salió mucha demagogia, si antes 400€ eran poco pero bien, las mismas personas no pueden salir diciendo que 450€ es una miseria, son unos ratas y con eso no se vive... en oposición también hay que ser coherente.

Hoy nos enteramos de que los temores eran fundados, que si suben alguna prestación, pero mantienen la dotación presupuestaria... si dos mas dos son cuatro, necesariamente habrá quien se quede fuera. Y parece que tienen nombre y apellidos... los jóvenes.

Ese es el modelo del PP, el que no creen en la emancipación de los jóvenes, el del Gobierno que suprimió la Renta Básica de Emancipación, el que cree que las mayores de 16 años no tienen edad para decidir sobre su maternidad .

Aplaudo que incrementen la ayuda, incluso aún siendo todavía un mínimo de subsistencia, pero no acepto que se deje fuera a los jóvenes aunque vivan todavía en casa de sus padres. Es el modelo del PP pero no es mi modelo. Yo no comulgo con su letra pequeña.

lunes, 20 de agosto de 2012

Y con el fin de las vacaciones del Gobierno, vuelve la dura realidad.

Estaba siendo un agosto muy agradable, tocaba trabajar y entre las mil reducciones, ajustes, subidas de impuestos y bajadas de sueldos no quedó más remedio que hacerle caso a ese señor de bigote que tanto me recuerda a Aznar y quedarme en España haciendo excursiones lejos de los mosquitos asesinos, los tifones y los señores con taparrabos y huesos en la cabeza.

Era tan agradable que hasta se podía leer el periódico, los periodistas de guardia parece que se esfuerzan más y hacen buenos artículos, en profundidad y sobre todo, alejados del dramatismo frenético que tanto nos invade últimamente...

Pero como nada dura eternamente, ya vino ayer de Guindos a abrir la boca, ya vuelve hoy Rajoy despues de dos semanas de placenteras vacaciones, ya vuelven las noticias sobre la prima de riesgo.. que si sube que si ha bajado 20 puntos (oh, milagro) pena que sólo esté por encima de los 450, que si no tienen prisa para solicitar el nuevo rescate (pero ya asumen que hay que solicitarlo)...

Y hoy me he vuelto a desayunar una de esas noticias anticipo de El País, que confirma mi teoría de que en 2013 el IVA al 23, que a los pensionistas le quedan un par de semanas en las que soñar con la paga extra y que el IRPF todavía va a subir más. De la que nos espera a los funcionarios casi prefiero no hablar... o acabaré cumpliendo mi amenaza de comprarme una chalana e irme a pescar calamares a Argentina.

martes, 7 de agosto de 2012

Disparen al Pianista.

Decía la canción que "No disparen al pianista, es una especie en peligro, porque este animal herido, les suplica por su vida". Digo pianista cuando puedo decir músico y digo músico cuando puedo decir mago... y digo mago cuando puedo decir artista... pero el escenario es el mismo para todos.

Hubo tiempos en los que muchos artistas fueron llamados "los de la ceja", aquello defender la alegría los encasilló demasiado. Lo cierto es que los ataques no son nada nuevo, pero lo que sí es verdad, es que la derecha les sale cara.

El Partido Popular tienen una clara cruzada contra la cultura de este país, y aunque afecta a todos, la cuerda siempre se rompe por donde es más débil.

Con el Decretazo de Julio, se subió el IVA de la gran mayoría de las Industrias Culturales 13 puntos... pero eso no es todo, ayer, se publicó en el BOE, una resolución de la Dirección General de Tributos que incita a disparar al pianista... y me explico.

La mayoría de los jóvenes talentos salieron de bares del barrio en los que el dueño les dejaba tocar, de pequeños locales de copas que cedían un trocito de sala para que quienes dijeron un día que querían ser artistas, tuvieran al menos la oportunidad de intentarlo... a partir de septiembre, tomar un refresco en ese bar va a ser más caro que tomarlo en otro donde tengan puestos los cuarenta principales.

Así de curioso... Pero es que es todavía mejor... si hay piano pero no pianista... el refresco va al 10%... si el pianista toca el piano, el refresco va al 21%... lo cual, me suscita ciertas incógnitas a la hora de ver al pobre camarero calculando los precios con un IVA o con otro en función de si suena la música ... o no. Conclusión, disparen al pianista porque no sale rentable.

Es uno más, otro ataque a una malograda industria cultural, de la cual habitualmente sólo vemos la cabecera y como alguien se forra toda su vida habiendo hecho una sola canción, pero que, en su gran mayoría es un mundo repleto de grandes talentos que se esfuerzan muy mucho para llegar a fin de mes. Y todo por un sueño, un sueño que además es cultura. Y que como cultura que es, la derecha tiene siempre en la diana.

Eso sí... que vivan las excusas económicas.

jueves, 2 de agosto de 2012

La chica del tupper.

Yo estudie derecho económico en Vigo, la facultad de Ciencias Xuridicas e do traballo era una de las más pijas de todo el campus y había cosas que no pasaban desapercibidas. En concreto, dos. Era la roja y la chica del tupper.

Pasaba más horas arriba que las sillas y tenía que comer allí todos los días así que esa era la opción... La cuestión es que durante casi cuatro años fui la única que llevaba cubeta.

Las agradables camareras de la cafetería de mi facultad llegaron a poner un cartel diciendo que el microondas era sólo para quien consumía en la cafetería... Era evidente a quien se referían. Sin embargo, en económicas encontré a unas chicas encantadoras que preguntaban aquello de:

- que temos hoxe para comer?

Hoy leo que el gobierno de Cataluña se plantea cobrar 3 euros a los niños que lleven tupper. Ya no sólo se fuerza a que se lleven la comida de casa, es que va a tener que ser algo que se coma frío y que puedan comer en el pasillo... No vaya a ser que gasten ..

Me parece tan inmoral, tan insensible, tan cutre. Tan no tener ni idea de lo que están pasando las familias para hacer que sus niños vayan al cole con la cubeta que no he podido resistirme a escribir esta entrada.

Por desgracia a este ritmo nos acabarán cobrando por respirar... Con el único problema de que no podremos permitirnoslo.