martes, 27 de diciembre de 2011

Un gobierno ilegal

Hace ya casi una semana que el nuevo y flamante presidente de gobierno anunció a los que serán sus compañeros de Consejo de Ministros. Más allá de las biografías de cada uno, que la verdad es que son para nota... desde investigados por el Gürtel, a fabricantes de misiles... pasando por ex directivos del exitoso Lehman Brothers... lo que más me llama la atención es que sea un gobierno ilegal y que nadie diga nada.

Es curioso como cambia la letra de la canción dependiendo de quién la cante... resulta curioso que de este gobierno en el que sólo hay 4 mujeres de 13 ministerios... el titular sea que desde Isabel la Católica ninguna mujer había acumulado tanto poder en España... pues mire usted, será una, porque el resto de mujeres de España no pueden decir lo mismo.

Me parece muy bien que el Partido Popular no crea en la igualdad, que siga adelante con el recurso a la Ley de Igualdad que plantearon ante el Tribunal Constitucional... pero les guste o no, todavía es una Ley en vigor y hasta que el parlamento no diga lo contrario es vinculante.

Dice su artículo 52 que "El Gobierno atenderá al principio de presencia equilibrada de mujeres y hombres en el nombramiento de las personas titulares de los órganos directivos de la Administración General del Estado y de los organismos públicos vinculados o dependientes de ella, considerados en su conjunto, cuya designación le corresponda." Pues... con los debidos respetos... equilibrada equilibrada no creo que sea.

Cuentan que Sócrates estaba en la cárcel condenado por un delito injusto pero prefirió morir en su celda y cumplir la Ley a escapar de la prisión. Quizá algo de este cuento se debería haber aplicado el Señor Rajoy.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Y toca recoger...

Todo empieza y todo acaba, sabíamos que este día iba a llegar... porque todo llega y lo esperas y lo sabes y lo asumes... pero cuando llega duele y sientes pena... mucha pena. No, no se acaba el mundo. No es el final, no significa que no vayan a venir tiempos mejores que seguro que vendrán. Es tan sólo que estos se acaban y han sido muy intensos y muy bonitos.



En tiempos de la campaña de las municipales recibí una llamada que nunca esperé recibir, una de esas llamadas en las que toda tu vida se reprograma y de esas que se rigen por el "Si tú me dices ven, lo dejo todo". Y lo dejé y el 1 de junio de 2011 entré por primera vez en mi vida en el Complejo de la Moncloa.

Llevaba un conjunto rojo intenso, una falda con volantes y bolsillos... creo que es lo que mejor refleja mi estado de ánimo ese día. Me sentía con fuerza, con ganas y con ilusión. No nos engañemos, venía en los tiempos más difíciles que yo he conocido pero aún así había mucho que hacer... y caray si hubo.

7 meses pueden parecer poco, pero quien ha vivido algo de esto sabe que no lo son. Aquí cada día rinde como una semana... cuando llega el miércoles has hecho horas suficientes para cubrir la jornada laboral semanal, pero aún llega el jueves.. y el viernes y lo peor de todo es que lo haces con todo el gusto del mundo...

No hay nada como trabajar a gusto... no hay nada como tener a tu lado a un buen equipo... como tener un buen jefe y os puedo asegurar, de corazón y pese al extendido refrán de que "el que está arriba está para joder" que nunca encontraré a otro como el que aquí he tenido... y esa es la grandeza de todo esto. Todo lo que he aprendido y toda la gente que te llevas contigo.

Ahora toca otro capítulo del libro. Toca volver a Hacienda y lo hago con la ilusión de la eterna principiante que soy. Ahora, toca retormar Inspección de Hacienda, toca volver a opositar. Toca agradecer. Toca seguir trabajando con todas mis fuerzas y con todo mi esfuerzo. Toca seguir aprendiendo, seguir escribiendo nuevas etapas.

Hace 3 años y medio que terminé la carrera y nunca, nunca, nunca pude imaginar que hoy estaría escribiendo esto desde un despacho de Moncloa. soy una afortunada que ha tenido las oportunidades más grandes y más maravillosas con las que una persona de 25 años ni siquiera se había atrevido a soñar. No he podido trabajar más, no he podido esforzarme más. Y aquí estoy convencida de que el tiempo sólo puede seguir trayendo cosas buenas y que al final... el único secreto que tiene la vida es: trabajo, trabajo y trabajo.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Del fin del mundo y el nunca choveu que non escampase.

Decía Sabina que en tiempos tan oscuros nacen falsos profetas, es curioso, creo que vivimos tiempos tan tan oscuros que hasta los falsos profetas caen. Llevo un tiempo viviendo en un estado de asombro permanente siempre digo medio en broma, medio en serio que el mundo se acaba y que los mayas tenían razón... sé que el mundo no se va a acabar pero lo que no tengo tan claro es que no se acabe el mundo tal y como lo conocemos.

Vivimos tiempos de cambio donde nada queda impune... hasta la sacrosanta imagen de la familia real se ve salpicada por casos de corrupción... no me digáis que no es el colmo! Y ahí los veías, tan altos, tan rubios, tan guapos, tan olímpicos... tan investigados por la justicia y por hacienda.

Hoy sientan en el banquillo a Camps, un tipo que se presentó a unas elecciones para ganarlas y dimitir... hoy se habla de Gallardón como posible presidente del Congreso y pienso en Ana Botella como alcaldesa de Madrid... sólo siete meses después de que lo eligieran.

Pienso en Europa... veo a Merkel y recuerdo los inicios de Sarkozy y cuánto ha cambiado el cuento... Veo que el Reino Unido avanza hacia el lugar en el que siempre quiso estar, fuera de la UE.

Se acabaron los tiempos de un presidente con sonrisa amable, ahora toca otro capítulo... me imagino a Rajoy tomando posesión con una capa de Harry Potter en la que esconda su varita mágica, al final el sentido del humor es lo único que nos queda.

Así que todo esto sólo puede tener una lectura... que al final es una oportunidad para reinventarnos... que todavía queda mucho que inventar y en esta "longa noite de pedra" ir encendiendo todas las luces que podamos hasta que vuelva a salir el sol.