viernes, 21 de octubre de 2011

El FIN de ETA

"Tendremos una democracia sin terrorismo pero no sin memoria"

Ayer fue un día histórico, un día que no olvidaré jamás, un día que me había imaginado muchas muchas veces pero que nunca me imaginé que fuera a ser como realmente fue.

En estos tiempos que vivimos acostumbrados a sólo recibir malas noticias llegó una buena... llegó la mejor noticia que podíamos esperar, el FIN de ETA. Fin, tres letras escritas con mayúsculas para honrar un día que recordaré para siempre en compensación por demasiados que, por desgracia, nunca podremos olvidar.

Siempre recordaré tres llamadas de teléfono de ese 20 de octubre, dos que hice y una que recibí, pero sobre todo la primera que hice a las 19:01. Se lo conté a alguien que creyó que este día no iba a llegar nunca, a alguien que tanto tiempo después había aprendido a convivir con la inquietud, a uno de esos hombres de bien que como ayer dijo Rubalcaba cada mañana tenía que mirar debajo de su coche.

Recordaré donde estaba, recordaré ese brindis de vino blanco dulce en una taza que acababa de salir del lavavajillas y que todavía estaba caliente... nunca me va a volver a saber tan bien. Recordaré el paseo por el Complejo de camino a la rueda de prensa, que hacía frío y que ninguno lo notábamos. Recordaré los abrazos por los pasillos y los ojos enrojecidos de los compañeros. Las miradas cómplices, la alegría y la alegría contenida. Recordaré a nuestra compañera vasca... Recordaré una sonrisa y una mirada cómplice... y recordaré un beso, sólo uno, y un abrazo... un gracias Presidente.

Por primera vez en temas de terrorismo lloré de alegría, llorábamos de emoción. Sólo porque esta barbarie terminase han valido la pena muchas cosas. Sólo por esto, la legislatura ha valido la pena.


lunes, 17 de octubre de 2011

Como si no lo supiéramos.... hablando de recortes.

Hace unos años, en Galicia, nadie votaba al PP. Sin embargo, una fuerza oculta hacía que elecciones tras elecciones, un señor llamado Manuel Fraga acumulase mayorías absolutas. Era curioso, porque el hecho de no haberlo votado legitimaba a cualquiera a quejarse permanentemente de los desmanes del gobierno popular. Estadísticamente, aquello no era sostenible... y era evidente que alguien mentía.

Por lo visto es una conducta exportable... Estos días la prensa y los informativos están llenos de manifestaciones, de protestas, de concentraciones.... de médicos y pacientes que temen el desmantelamiento de la sanidad pública, de profesores y padres que no quieren ser testigos de la extinción de la educación pública, de indignados...

Y esto me suena.. me suena mucho a lo que paso el 15M y me recuerda lo que, finalmente, pasó el 22M y me recuerda lo que decíamos por aquel entonces de que quizá nos arrepentiríamos...

¿Acaso nadie se imaginaba lo que Esperanza Aguirre iba a hacer con la educación? ¿Acaso a alguien le suena raro eso de que la educación quizá no tenga que ser pública y gratuita en todas sus fases? Acaso nadie recuerda los anticipos de Valcarcel sobre el copago... ¿Y la sanidad en Cataluña?... eso tampoco era imaginable, verdad?

Pues toda esta gente ha ganado o incluso vuelto a ganar en sus territorios... muchos de ellos con mayoría absoluta. No hace ni 6 meses desde las elecciones autonómicas y municipales...

Y ahora vienen otras elecciones, queda poco menos de un mes para el 20N y nos jugamos mucho... podemos ir rescatando todas las pancartas que tenemos guardadas en el armario manchadas de chapapote y adornadas con un "No a la Guerra", ir aclarando nuestras voces y practicando consignas... podemos convencernos de que todos somos iguales mientras hacemos cuentas de qué seguro médico privado nos interesa más o si podemos permitirnos tener un hijo o el cole privado va a terminar por arruinarnos... podemos hacer todo eso o no, porque todavía hay remedio.

Supongo que al final... todo se resumen en que el 20N nos preguntemos sinceramente antes de meter la papeleta si realmente eso es lo que queremos... y actuemos en conciencia.

martes, 4 de octubre de 2011

La receta de igualdad del PP

Tengo un amigo que tiene la teoría.. no sé cómo cuán acertada, de que las campañas electorales solo sirven para afianzar un voto que inicialmente ya tenías y, principalmente, para cometer errores y acabar perdiendo los pocos que tenías por seguros.

Yo sí creo en las campañas electorales y estoy convencida de que la del 20N será un ejemplo de su utilidad... pero el tema de que sirvan para perder votos.... ahí sí le doy la razón. En campaña electoral vivimos expuestos, el ritmo de declaraciones se multiplica por infinito, el cansancio aflora... esto hace que digas cosas que aunque pensaras en otras circunstancias no dirías.

El PP esta campaña lleva varios y bien gordos.... Para empezar el amigo Pons prometió 3,5 millones de puestos de empleo... (nada menos) ya puestos que prometa 4.226.744 y dejan a España con pleno empleo.... Después Esperanza Aguirre dejó caer aquello de que no estaba claro que la educación tuviera que ser gratuita en todas sus fases.... y al final, se quitaron la careta antes de tiempo y aspiraron a volver a los tiempos Urdacianos y quisieron fiscalizar previamente el contenido de los informativos.

Y ya la última... una de esas cosas que salen naturales... que no se piensan y que dicen mucho. Ellos que hablan de la mujer emprendedora, ellos que pretenden subirse al carro de una igualdad de nunca defendieron dejan ver en fotos como esta qué es lo que realmente piensan de la mujer y del lugar que debe ocupar. La cocina.



Señores, no pasa nada porque no crean en la igualdad.. no pasa nada porque digan lo que piensan que la mujer donde está bien es en casa criando niños y cocinando, pero por favor.. dejen ya ese doble discurso que no se creen y que además, ya nadie se traga.